Se ha realizado en varios puntos diferentes a lo largo y ancho del término municipal.

Su objetivo era la prevención de la delincuencia y la ocupación realizando registros de vehículos apoyados de la unidad canina.

Decenas de guardias civiles y policías locales han participado en la quinta operación consecutiva. Escalona ha dicho basta a la ocupación ilegal y agradecemos profundamente estos esfuerzos disuasorios.